Vía Verde

Algunos vecinos de los pueblos del Valle del Lozoya están realizando una petición a la Comunidad de Madrid, para que las viejas vías del tren Madrid-Burgos, en estado de abandono desde 1990, se reaprovechen como vía verde. Una forma de revitalizar una zona de la “España vaciada”, en plena Comunidad de Madrid.

La normativa medioambiental aplicable desde la declaración del entorno como Parque Nacional ha provocado que la administración declare estas vías deshabilitadas para su uso como herramienta para el transporte ferroviario. Otras razones, como la baja densidad de población han colaborado en su abandono. Los solicitantes creen que se puede aprovechar esta infraestructura para dinamizar la economía de la zona, haciéndolo de un modo sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Impulso económico y turístico de la zona

Además, sostienen que la adecuación de la plataforma entre Soto del Real y Gargantilla del Lozoya supondría un enorme impulso a la región. A su modo de ver, se trata de una de las vías verdes más espectaculares del país. Además, aprovecharía todo el potencial y atractivo del Parque Nacional de Guadarrama.

Dado que la plataforma está ya realizada, pero en pleno deterioro por el desuso, la idea pretende convertir esta infraestructura en una vía verde que permita, además de revitalizar este lugar dar un impulso a la economía y el turismo de la zona.

Apoyo al ciclismo en la Comunidad

La vía verde solicitada, podría tener un importante desarrollo como vía ciclista. Con una longitud de aproximadamente 32 kilómetros uniría los municipios de Soto del Real, Miraflores de la Sierra, Bustarciejo, Valdemanco, Garganta de los Montes y Gargantilla de Lozoya. Supondría una actuación de primer orden en apoyo al ciclismo en la Comunidad de Madrid.

El proyecto, aún en forma de solicitud, quiere transformar y aprovechar la plataforma de ferrocarril, los túneles y los puentes, en una ruta para aficionados a la bicicleta y senderistas. Estiman que la inversión sería muy reducida y que aprovecharía todo el encanto del parque natural de forma responsable con el medio ambiente.

Conectaría los dos valles a ambos lados de la sierra. Además, permitiría realizar trayectos en bicicleta desde Madrid hasta el Valle del Lozoya. La intención es que la potencial “Vía Verde de la Sierra de Guadarrama”, se uniera con el carril bici Madrid-Soto del Real.

De aprobarse la petición, esta vía verde, conectaría con un gran número de caminos y carreteras ya existentes. De esta forma, facilitaría una enorme combinación de rutas para los deportistas. Y, por otro lado, sería un proyecto compatible con el de Cercanías a Soto del Real y empezaría más allá de la última estación proyectada.

La petición se ha realizado a través de Change.org.