La organización agraria UPA Madrid ha denunciado a la Comunidad de Madrid porque sus cambios en el reparto de parcelas comunales de pastos “puede provocar que este año los ganaderos cobren menos ayuda de la PAC”. Esto se debe a que la Comunidad ha cometido un error informático “que van a pagar caro los ganaderos”, lo que se ve agravado por las incongruencias entre las diferentes normativas relacionadas con el tema puesto que son de décadas diferentes.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Madrid (UPA Madrid) ha hecho público el fallo informático cometido por la Comunidad de Madrid al asumir, por primera vez, la competencia del reparto de parcelas comunales de pastos. Este fallo de la Comunidad ha provocado que una parte de los pastos no haya sido registrada para la PAC. En algunas zonas, como Rascafría, la superficie de pasto se ha reducido en 100 hectáreas.

CONSECUENCIAS SOBRE COBROS DE LA PAC

“La supresión de pastos ocasionada por la Comunidad de Madrid va a salir cara a los de siempre, a los ganaderos”, ha dicho Jesús Anchuelo, secretario general de UPA Madrid, en relación a la disminución de la ayuda de la PAC que percibirán los ganaderos que no encuentren pastos por su cuenta para suplir la pérdida ocasionada por la Comunidad.

Además, UPA Madrid ha señalado que la Cámara Agraria, responsable de asesorar a los implicados en este tema, “se desentiende del problema” y ha advertido de que otras organizaciones agrarias “están haciendo negocio con él”, ya que cobran por la declaración de pastos mientras que UPA Madrid lo hace gratuitamente.

Este error se ve agravado por la desactualización de la normativa regional, de 1999, con respecto a la normativa nacional que regula la PAC hasta 2020, de 2014. Por tanto, UPA Madrid ha pedido que “la Comunidad se ponga manos a la obra y por fin actualice el decreto relacionado con este tema y que es indispensable para una ganadería extensiva moderna en Madrid”.