test de antígenos

Las farmacias y clínicas dentales de Sierra Norte podrán realizar test de antígenos a partir del 1 de febrero. Se aplicará este servicio a toda la región según ha anunciado Isabel Díaz Ayuso en la Asamblea de este jueves.

Además, Ayuso ha indicado que la semana próxima los madrileños tendrán disponibles en sus tarjetas sanitarias sus datos de vacunación y las pruebas de test que se hayan realizado para que puedan llevarlos siempre encima.

La Comunidad de Madrid había solicitado en varias ocasiones poder hacer test de antígenos en farmacias al Ministerio de Sanidad, que el 31 de diciembre dio el visto bueno definitivo al decir que era competencia de las comunidades y que sólo deberían hacerse en casos de cribados selectivos y nunca a demanda de los ciudadanos.

Una orden publicada este jueves en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (Bocam) especifica que las pruebas en farmacias se harán “seleccionando exclusivamente” a la población en función de criterios establecidos por la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad.

De este modo, se podrán realizar las pruebas a personas con criterios clínicos o epidemiológicos de Covid-19, personas sintomáticas, los contactos estrechos de casos confirmados asintomáticos y las personas asintomáticas en entornos de elevada transmisión y riesgo epidemiológico.

Fomentar la salud pública y prevenir la enfermedad

La orden de la Comunidad agrega que, en el presente marco de “situación de emergencia sanitaria” provocada por la Covid-19, y para contener la propagación de infecciones causadas por el virus, “surge la necesidad de llevar a cabo acciones que permitan el fomento la salud pública y la prevención de la enfermedad”.

Para ello, defienden que un “canal efectivo” para conseguir este objetivo es por medio de las oficinas de farmacia, por su “proximidad y accesibilidad” a los pacientes, su integración en el sistema sanitario, la «confianza del paciente» con el farmacéutico, la formación del farmacéutico y la utilidad de las oficinas de farmacia en zonas rurales que carecen de centros de salud.

La norma publicada también alude a la Ley general de salud pública, que detalla que los cribados son actividades orientadas a la detección precoz de la enfermedad, su diagnóstico y tratamiento temprano, y que se ofrecen activamente al conjunto de la población susceptible de padecer la enfermedad, aunque no tenga síntomas ni haya demandado ayuda médica.

Detección precoz, vigilancia y control de la enfermedad

En paralelo, la Comunidad recuerda que la estrategia del Ministerio de Sanidad para la detección precoz vigilancia y control de la covid-19 establece que los estudios de cribado solo podrían considerarse en determinadas situaciones de alta tasa de transmisión en un área geográfica determinada o en la población diana del cribado. Además, en esta estrategia se determina que solo se emplearán las pruebas rápidas de detección de antígeno si los recursos de PCR estuvieran limitados.

Por otro lado, la Comunidad de Madrid está ultimando los detalles para que las clínicas dentales de la región también puedan realizar pruebas rápidas de antígenos del SARS-CoV-2 a los ciudadanos asintomáticos. Según adelantó la consejería de Sanidad el pasado 2 de enero, unos 500 odontólogos se sumarán a la iniciativa para hacer pruebas en sus instalaciones.