La despoblación es uno de los principales problemas de la Sierra Norte, muchos de los municipios cuentan con apenas un centenar de habitantes y una población envejecida. Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la Sierra Norte alberga los pueblos con menos habitantes de la Comunidad de Madrid, y ninguno de ellos viven más de 100 personas.

LA ACEBEDA  (66 habitantes)

Situado al norte de la provincia de Madrid, se encuentra Acebeda en el centro de la cordillera de Somosierra, un territorio cruzado por arroyos que afluyen en el río Modarquillos, como el arroyo De la Dehesa, que atraviesa el pueblo y mana en una fuente adosada a la fachada de la iglesia. El término municipal de la Acebeda predomina por sus prados y terrenos forestales poblados por pinos, frenos y robles, un entorno natural donde poder disfrutar en sus casas rurales ideales para practicar actividades al aire libre.

PUEBLA DE LA SIERRA (61 Habitantes)

La villa de Puebla de la Sierra está localizada al borde de la provincia de Madrid en las estribaciones de Somosierra. Presenta un relieve accidentado, quedando limitado por dos barreras montañosas. Un paisaje dominado por masas boscosas repobladas de pino y variedad de especies zoológicas que le hacen integrarse en la Reserva Nacional de caza. En lo que se refiere al turismo, las casa rurales de Puebla de la Sierra son la opción perfecta para disfrutar del impresionante entorno natural en un ambiente cotidiano y de su gastronomía en los restaurantes de la Villa de Puebla de la Sierra.

LA HIERUELA (52 Habitantes)

En el noroeste de Madrid, entre cerros y terrenos del este de Somosierra, se encuentra situado La Hiruela. Un pueblo ganadero, condicionado por sus economía clima y topografía. Una población que conserva un importante patrimonio etnológico por sus edificios rústicos de laja de pizarra que hacen destacar  sus casas rurales, al igual que sus restaurantes que dan posibilidad de probar diferentes tendencias culinarias.

ROBREGORDO (44 Habitantes)

Reobregordo, enclavado en la cordillera de Somosierra al Norte de Madrid. Un terreno muy accidentado que predomina por sus pinos, jara y rebollos, y por donde cruza el río Modarquillos, con sus arroyos de Santa Domingo y del Valle. Su particular nombre, Robregordo, deriva de la gran cantidad de robles de gran tamaño, que abunda en el territorio. Su casco antiguo está constituido por viviendas rurales, una arquitectura tradicional de sus casas rurales que se convierten en la principal oferta turística del municipio.