Sierra del Rincón
Este año se celebra el aniversario 14º de la declaración de la Sierra del Rincón como Reserva de la Biosfera, que realizó la UNESCO en 2005. La aprobación por la UNESCO de esta declaración tuvo lugar, en concreto, el 29 de junio de 2005. Por ello, la Comunidad de Madrid decidió conmemorar este hecho con una nueva edición de la marcha ‘La Rinconada’.

Esta iniciativa consistió en un recorrido por el entorno natural de la Sierra del Rincón. En ella, participaron unas 600 personas que realizaron un recorrido circular en el entorno natural de Madarcos. Este término municipal ha sido propuesto para incluirse en la Reserva de la Biosfera. Actualmente la Sierra de la Región está conformada por La Hiruela, Horcajuelo de la Sierra, Montejo de la Sierra, Prádena del Rincón y Puebla de la Sierra.

¿QUÉ CONLLEVA SER RESERVA DE LA BIOSFERA?

Ostentar el título de Reserva de la Biosfera conlleva que el territorio haya sido considerado como una zona donde se armoniza la conservación de la diversidad biológica y cultural, pasó como el desarrollo económico y social mediante la relación de las personas con la naturaleza. Así lo explica la Red Española de la Reserva de la Biosfera que, además, indica que estas son zonas ecológicamente representativas o de valor único. Las Reservas cumplen, en definitiva, tres principios: conservación de la biodiversidad y sus ecosistemas, desarrollo de la población, y experimentación e investigación.

Al ser reconocida la Sierra del Rincón como Reserva se puso en valor su relevancia y sus particularidades: su riqueza paisajística, la representación de sus ecosistemas mediterráneos, su modelo de conservación de la biodiversidad y desarrollo sostenible relevancia y sus particularidad como entorno natural. El área está situada a menos de una hora en coche de la capital española. El territorio montañoso, que incluye cinco municipios, está compuesto por más de 15.000 hectáreas de superficie.

Senda por los Robles Centenarios, Sierra del Rincón
Senda por los Robles Centenarios

Esta zona cuenta con una densidad de población cercana a los cuatro habitantes por kilómetro cuadrado. Sus características principales son el ambiente rural, montañoso y paisajes bien conservados. La Comunidad de Madrid tiene como objetivo ampliar el espacio protegido mediante estudios florísticos y de avifauna, y actividades divulgativas de La Rinconada 2019.

IGLESIAS ROMÁNICAS Y BARROCAS

La Sierra del Rincón es reconocida, principalmente, por el Hayedo de Montejo. Una joya natural, declarada sitio natural de Interés Nacional en 1974, que recoge unos 250 hectáreas de hayedos. No obstante, esta zona tiene sitios igual de interesantes y particulares que conforman la relevancia de la Reserva.

Las iglesias y las ermitas han sido centro de la vida diaria de estas poblaciones serranas. En sus dominios, aún se conserva este patrimonio arquitectónico representativo de la historia de la comunidad madrileña. Los cinco municipios poseen este tipo de edificios de estilo románico y barroco: Iglesia de San Nicolás de Bari (Horcajuelo), Iglesia de San Miguel Arcángel (La Hiruela), Iglesia de Santo Domingo de Silos (Prádena del Rincón), Iglesia de la Purísima Concepción (Puebla de la Sierra) e Iglesia de San Pedro en Cátedra (Montejo de la Sierra).

Iglesia de San Nicolás de Bari (Horcajuelo)
Iglesia de San Nicolás de Bari (Horcajuelo)

EDIFICIOS DE LABORES TRADICIONALES EN LA HIRUELA

De los cinco municipios pertenecientes a la Sierra del Rincón, sobresale La Hiruela por su conservación del patrimonio arquitectónico. Y es que sus casas de piedra, adobe y madera, construcciones serranas, han permanecido inalterables en el tiempo. Esta imagen de tradicionalidad se completa con los elementos representativos de labores tradicionales.  Conjuntos arquitectónicos que nos evocan a épocas pasadas donde la tranquilidad y la lentitud en las labores reinaban el día a día.

Uno de ellos es el Molino Harinero. Se encuentra en la orilla del Río Jarama  y su origen data del siglo XVIII. Hoy en día constituye un testimonio de gran valor, ya que es el único molino de la comunidad que muele a la antigua usanza. Llegó a ser usado clandestinamente para moler ante el precinto de los molinos tras la posguerra.

Molino harinero (La Hiruela), Sierra del Rincón
Molino harinero (La Hiruela)
Fuente: Turismo La Hiruela

Asimismo, destaca es el colmenar tradicional, uno de los más antiguos de la Comunidad de Madrid. Y es que tiene más de 200 años. Más de un centenar de colmenas o ‘corchos’ están reunidas en este colmenar. Una muestra única de uno de los pilares de subsistencia tradicional de esta comarca, la miel.

Colmenar tradicional (La Hiruela)
Colmenar tradicional (La Hiruela)

ANTIGUAS MINAS DE PLATA

Por otro lado, el municipio del Horcajuelo de la Sierra cuenta con unas antiguas minas de plata. Se llamaba la ‘mina San Francisco’ y comenzó a ser explotada a mediados del siglo XIX. En una época donde la minería vivía tiempos mejores, se describió que “la mina San Francisco ha cortado un filón conteniendo plata agria, plata roja oscura y cloruros de plata, presentándose también plata nativa”, según aparece en la crónica de 1857 del diario minero La Antorcha. Otros tiempos de la Sierra de Madrid pueden contemplarse en este enclave desde la bocamina que fue excavada en roca.

LAGUNA DEL SALMORAL

Asimismo, en el municipio Prádena del Rincón nos encontramos con otro entorno natural interesante, la Laguna del Salmoral. En este humedal, a dos kilómetros de Prádena, puedes pasar un día relajado y disfrutar de su entorno entre la tranquilidad de su naturaleza. Además, cuenta con un arboreto que incluye una ruta para identificar las especies. Asimismo, la zona cuenta con lo que se conoce como ‘Jardín de las rocas’, un museo al aire libre sobre rocas de la Sierra Norte, con gran protagonismo en la arquitectura popular de la Sierra del Rincón.

Laguna del Salmoral (Prádena del Rincón)
Laguna del Salmoral (Prádena del Rincón)

EL VALLE DE LOS SUEÑOS

Por último, pero no por ello menos importante, el Valle de los Sueños, un parque escultórico al aire libre en el municipio serrano Puebla de la Sierra. Se trata de un museo especial al aire libre que está integrado con el entorno natural en el que se ubica. Casi 40 escultores participaron en esta iniciativa donando o cediendo, en conjunto, más de cien obras. Una propuesta que une arte y naturaleza. Saca los tradicionales museos al exterior donde todo el mundo puede disfrutar de ella, a la misma vez que aumenta el valor del pueblo gracias a iniciativas interesantes como esta.