Con motivo del Día Internacional de la Memoria del Holocausto y la Prevención de los Crímenes contra la Humanidad (27 enero), San Agustín rinde homenaje a las víctimas y familias del exterminio nazi con un acto organizado por la concejalía de Cultura, el Centro Serfarad Israel y la Comunidad Judía de Madrid.

El acto tendrá lugar el miércoles 30 de enero, a las 18:30h en la Casa de Cultura, y contará con el testimonio de Patricia Weisz Friedman, hija de la sobreviviente del Holocausto, Violeta Friedman, quien antes de cumplir los 14 años fue deportada a Auschwitz. Su vida estuvo marcada, como la de millones de personas, por la trágica experiencia de los campos de exterminio nazis.

VIOLETA FRIEDMAN

En su libro ‘Mis Memorias’ Violeta relata su historia, con las complicaciones para cruzar las fronteras rumanas con destino a Canadá, su complicada vida matrimonial en Venezuela y su traslado a España con sus dos hijos.

Lo que hizo de Violeta una mujer única fue su batalla judicial durante seis años contra el general nazi Leon Degrelle, fundador del Partido Rexista belga, exiliado en España, consiguiendo la victoria en el Tribunal Constitucional en 1991.

Se convirtió en una activista contra el olvido, haciendo una brillante defensa de los derechos humanos y luchando contra toda manifestación de intolerancia, xenofobia, odio y fanatismo. Ella sabía que este libro daría continuidad a esa admirable labor: “Sé que mi voz se pierde en el ruido del tiempo, en el devastador ruido del tiempo. Con este libro espero que las nuevas generaciones puedan oír mi ruego: que ellas continúen mi trabajo. ¡Que no nos olviden!”.