Los ataques por lobos se han multipicado más de un 2.000% al ganado. UPA Madrid ha criticado que el informe «da a entender» que los ganaderos son los responsables de los ataques del lobo. «Nos proponen pastorear los rebaños 24/7, como si los ganaderos obtuviésemos una rentabilidad para contratar más ayuda o no tuviésemos derecho a la conciliación familiar», han denunciado los ganaderos.

Ayer se llevó a cabo la reunión de la Mesa del Lobo convocada por la Comunidad de Madrid, la primera desde que la mesa fue constituida hace tres años, según informa UPA Madrid en un comunicado.

Durante la reunión, la Consejería ha expuesto un informe de elaboración propia sobre los ataques del lobo al ganado de la región. «El documento recoge dos cuestiones muy preocupantes», han dicho los ganaderos. Por un lado, advierte de que los ataques siguen siendo el principal problema de la ganadería madrileña (es el primer o segundo problema para el 63,1% de los ganaderos de vacuno y el primer problema del 71’4% de los ganaderos de ovino y caprino).

Por el otro, los datos proporcionados por la Comunidad de Madrid en el documento indican que los ataques se han incrementado en un 2.060% en cinco años, pasando de quince durante 2013 a 324 en el año 2018. Hay que recordar que esta cantidad no recoge las pérdidas de los ataques de lobo por el lucro cesante y “la Comunidad sigue sin hablar de controlar la población de lobo a pesar de que los datos demuestran que los ejemplares se están multiplicando precipitadamente”, han afirmado fuentes de UPA Madrid.

PASTOREO Y PLANIFICACIÓN DE PARTOS: LAS MEDIDAS QUE PROPONE LA ADMINISTRACIÓN

Además, UPA Madrid ha criticado que el informe «da a entender» que los ganaderos son los responsables de los ataques del lobo. «Nos proponen pastorear los rebaños 24/7, como si los ganaderos obtuviésemos una rentabilidad para contratar más ayuda o no tuviésemos derecho a la conciliación familiar», han denunciado los ganaderos.

Otra medida planteada por la Administración autonómica en el documento es que todos los ganaderos de la Comunidad planifiquen los partos del ganado para que sucedan en otoño e invierno (cuando se producen más ataques de lobo). «Se nota que no tienen ni idea de manejo del ganado, de las infraestructuras del sector y del propio funcionamiento del mercado», han señalado desde UPA Madrid. La organización ha explicado que «esto es absurdo porque habría que modificar y ampliar las infraestructuras -¿con qué dinero?- además de dejar de consumir carne de proximidad durante el resto del año».

Sin embargo, y a pesar de las críticas, en UPA Madrid «quieren centrarse en lo positivo y aprovechar esta primera reunión, y el grupo de trabajo que se ha logrado en ella, para seguir avanzando en solucionar la situación de los ganaderos de la Sierra Norte».

LOS JÓVENES GANADEROS PIDEN SOLUCIONES YA

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores de Madrid (Asaja) ha defendido este jueves que se apueste por «prevenir» los ataques de los lobos a la ganadería madrileña; pero reclama que, al mismo tiempo, la Comunidad de Madrid emprenda «líneas de ayuda factibles» para los profesionales que luchan contra los lobos.

En concreto, pide que se concedan ayudas directas sobre los animales que superan indemnes el proceso de crianza, porque a los ganaderos que trabajan en zonas loberas «les cuesta más criar».

Así se han manifestado los representantes de Asaja en esta reunión de la ‘Mesa del lobo’ que se ha celebrado en la consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, donde han mostrado su «predisposición a potenciar la siempre difícil convivencia entre este carnívoro y los ganaderos».

Desde la asociación inciden en un comunicado en que los ataques de lobo a cabezas de ganado se han venido incrementando desde 2011 en el suelo regional, que, según sus cuentas, cuenta con cinco manadas reproductoras estables, fundamentalmente en el entorno de la Sierra Norte.

Por ello, han trasladado a la consejería la «necesidad» de llevar a cabo reformas normativas «en aras de una mayor fluidez» en los trámites de la administración o el régimen de protección.

ZONAS EN DESVENTAJA PARA LOS GANADEROS

El presidente de Asaja Madrid, Francisco José García, apunta que lo adecuado sería iniciar una reforma en la que se determine cuál es la zona lobera, y que las cabezas de ganado que la habiten reciban las ayudas. Por otro lado, reclama la creación de una línea específica de ayudas destinadas a las explotaciones en zona con presencia de lobo, con subvenciones que permitan una renovación de vallados o la instalación de pastores eléctricos.

García ha insistido en que actualmente hay cinco manadas reproductoras habitando en territorio madrileño, asentadas en la Sierra del Rincón, en el valle del Lozoya, en la cara sur de Cuerda Larga y en el enclave de La Cepeda.