Gobierno central

Los alcaldes y portavoces del Partido Popular de los municipios del norte de la Comunidad de Madrid denuncian que el Gobierno central incautará casi 100 millones de euros de las arcas de los ayuntamientos, correspondientes al superávit ahorrado durante años por los vecinos. Señalan que esta incautación impedirá la reactivación económica de los pueblos de esta región.

Así lo han comunicado los alcaldes populares de Cobeña, Colmenar Viejo, Daganzo, San Agustín de Guadalix y Tres Cantos. También, los portavoces de Alcobendas, Algete, El Molar, Paracuellos del Jarama, San Sebastián de los Reyes y Soto del Real, entre otros, que se han unido contra esta sustracción del Gobierno.

En este sentido, los dirigentes del PP han puesto en valor que el Partido Popular ha conseguido el apoyo de todos los partidos ante la incautación de más de 15.000 millones de euros realizada por el Gobierno en el seno de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) con el apoyo en solitario del PSOE. “Estamos ante un grave perjuicio para la zona norte: perderemos la oportunidad de invertir en este momento nuestros ahorros en la reactivación”, han explicado.

Por lo tanto, el PP ha iniciado una ofensiva política ante la incautación, del que denominan, Gobierno social comunista, y han anunciado que presentarán mociones en los ayuntamiento de la zona norte de la Comunidad de Madrid, cuya población alcanza casi los 400.000 habitantes, para reclamar la reprobación de Abel Caballero por traicionar al municipalismo con su acuerdo con el gobierno de Pedro Sánchez.

Exigen altura política a los alcaldes socialistas

Además, han pedido a los alcaldes socialistas de la zona que sean valientes y antepongan los intereses de sus vecinos negándose a entregar sus ahorros.

En opinión de los dirigentes populares estos ahorros deben dedicarse a la reactivación de los municipios de la zona ante la grave crisis económica en ciernes, ya que el gobierno no tomará las medidas necesarias. Así, han interpelado especialmente al partido Ciudadanos en los municipios donde sostiene a los socialistas para que no se conviertan en cómplices de una expropiación en contra de los intereses generales de los vecinos.

Por eso, han manifestado que el Ejecutivo no debe embargar el dinero ahorrado por los ayuntamientos para financiar las ocurrencias de los socios de Sánchez ante una situación que califican como “un ejercicio de insolidaridad institucional sin precedentes” y que la propia presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, y la secretaria general de los populares madrileños, Ana Camins, han avisado en reiteradas ocasiones.