La Comunidad de Madrid prepara un plan de accesibilidad para las paradas de autobuses interurbanos en 110 municipios de la región, cuya población sea igual o inferior a 20.000 habitantes, con el fin de que estén adaptadas para personas con dificultad o límites de movilidad. 

El Consejo de Gobierno ha autorizado dotar a este proyecto con 3,1 millones de euros que se tramitarán mediante una subvención en materia de accesibilidad en el transporte, que se recogerá en los convenios que se suscriban entre los ayuntamientos implicados, la Dirección General de Administración Local y el Consorcio Regional de Transportes de Madrid. 

En total, se instalarán 51 nuevas marquesinas o se reformarán hasta 435 paradas de autobuses interurbanos con mejoras de accesibilidad diseñadas desde el Consorcio Regional de Transportes. También se rebajarán los bordillos en todas las paradas y se realizarán hasta 96 prolongaciones de aceras fruto de este plan. Igualmente se ejecutarán otras obras menores para conseguir que todas ellas sean plenamente accesibles. 

El Plan Estratégico de Movilidad Sostenible 2013-2025 integra la promoción de la accesibilidad como una de sus principales líneas de acción, a través del Plan Director de Accesibilidad Universal en el Transporte Colectivo. 

De esta manera, mediante la mejora de la accesibilidad en las paradas de los autobuses interurbanos de la región se contribuye a la homogeneización de la calidad del transporte con los intercambiadores de transporte, red de Metro y Metro Ligero y Cercanías, todos ellos dotados de los más avanzados sistemas de accesibilidad y que sitúan al transporte público de la Comunidad de Madrid a la cabeza de Europa en la materia.