Ayer, 20 de enero, se celebró en Lozoya una de sus fiestas más tradicionales, la fiesta de San Sebastián. Se trata de una festividad con mucha historia que siempre se ha celebrado en el municipio. Es tradición que las peñas o grupos del pueblo hagan su propia vaquilla y recorran las calles pidiendo el “aguinaldo para la vaca que está flaca”. Varias vaquillas, aunque bastantes menos de las que solía haber cuando se celebraba el siglo pasado, recorrieron el pueblo acompañadas de niños, jóvenes y mayores.

A este desfile de vaquillas y cencerros por el pueblo le acompañan otras celebraciones como la Santa misa y bendición de vaquillas y el tradicional concejo en el que participan los vecinos del pueblo y la corporación municipal se pone a disposición de estos. Un acto en el que además se ofrece un aperitivo. El concejo ha sido bronco en otras ocasiones, pero durante la jornada de este 2020 no se han producido hechos llamativos. La fiesta de San Sebastián de este año dejó todas estas imágenes tan divertidas.