La problemática existente con la capa de ozono ha provocado que la Comunidad de Madrid haya tenido que poner estaciones de medición de contaminación. A través de sus análisis más recientes se destaca a Guadalix de la Sierra la mayor en superaciones de la calidad apropiada del aire. Esta estación no es la única con altos niveles de contaminación, pero si la que más.

La Comunidad de Madrid tiene un total de 24 estaciones de medición de contaminantes y en 13 de ellas han superado en mas de 50 veces los límites establecidos para el control de la cantidad de ozono emitido. Es la estación de Guadalix de la Sierra la mayor en superaciones con un total de nueve. A esta área de la Sierra Norte le sigue El Atazar, Algete y Alcalá de Henares con seis superaciones.

Alcobendas, Torrejón de Ardoz y Tres Olivos tienen han tenido cuatro superaciones mientras que por debajo de ellos se encuentran algunos lugares como Coslada, Rivas Vaciamadrid, y Barajas Pueblo. Este año que augura ser muy negativo en cuanto a las mediciones de contaminantes nos recuerda al 2015, año con mas superaciones de las establecidas por la directiva europea, en el cual se dieron 182 superaciones en 18 estaciones.

Este año la Comunidad de Madrid se encuentra muy lejos de acercarse a las mediciones más esperanzadoras que se dieron el año pasado en el que se dieron 26 superaciones en únicamente 10 estaciones. Esto nos lleva a pensar que existe poca concienciación sobre los problemas medioambientales tales como la capa de ozono, el efecto invernadero y el cambio climático. Los dos últimos se tratan de daños colaterales de la existencia de la capa de ozono “malo”. El ozono es un gas que puede afectarnos gravemente a la salud provocándonos problemas pulmonares, irritación ocular y dolor de cabeza entre otros. Los grupos más vulnerables ante el ozono son los niños, ancianos y personas con problemas respiratorios. Juan García Vicente de Ecologistas en Acción afirma ante EFE que el ozono “malo” es un problema de salud pública.