autobuses Sierra Norte

La consejería de Transportes ha aprobado el refuerzo del servicio de autobuses de la Sierra Norte madrileña que les conectan con la capital, por lo que se van a incrementar en ocho expediciones diarias dos líneas interurbanas, que tendrán conexión directa con la red de Cercanías.

Estas nuevas expediciones, que comenzarán a funcionar el 14 de octubre, beneficiarán especialmente a Pedrezuela, Venturada, El Molar, San Agustín de Guadalix, El Vellón, La Cabrera, Cabanillas, Lozoyuela y Buitrago del Lozoya.

Se trata de nueve municipios que suman más de 38.000 vecinos y que en las últimas semanas habían iniciado movilizaciones para reclamar más autobuses.

LAS LÍNEAS QUE MEJORARÁN SUS SERVICIOS

En concreto, el Consorcio Regional de Transportes reforzará con ocho nuevas expediciones diarias las líneas 191 y 193 (que actualmente cuentan con 49 y 101 viajes diarios), que unen el intercambiador de Plaza Castilla con Buitrago del Lozoya y con Pedrezuela y el Vellón, respectivamente.

En la actualidad, la línea 191 es usada de lunes a viernes por una medida de 2.641 personas, mientras que la 193 la utilizan 4.983 viajeros, según indica la Comunidad de Madrid en un comunicado.

Además, y como novedad, cinco de esos nuevos servicios no llegarán ni saldrán del intercambiador de Plaza de Castilla, sino que tendrán la cabecera en la estación de Renfe Cercanías de Alcobendas y San Sebastián de los Reyes, con conexión con la línea C4.

Asimismo, estos servicios también harán parada junto a la estación Hospital Infanta Sofía de la línea 10 de Metro.

Con todo ello, la Comunidad pretende «facilitar la interconexión» entre los diferentes medios de transporte público y mejorar la movilidad en la zona de la corona metropolitana, sin necesidad de tener que llegar forzosamente hasta Madrid capital, concluyen.

Y PARA EL RESTO, ¿QUÉ?

La Comunidad de Madrid anuncia mejoras en las dos líneas que autobús en las que han identificado deficiencias como largas filas de espera, autobuses llenos que no pueden recoger más personas y problemas de falta de asientos. Sin embargo, la problemática del transporte público va más allá.

¿Por qué se refuerzan las líneas 191 y 193 que cuentan con decenas de expediciones diarias y no se aumentan las de otras líneas como la 194 (cuyo recorrido es de tres horas, entre Rascafría y Madrid), la 195 que va hasta Braojos o la 196 de La Acebeda. Se trata de municipios que apenas cuentan con tres, dos o un autobús diario, pero que también hacen parada en municipios como Lozoyuela, La Cabrera, El Molar o San Agustín de Guadalix.

Mientras que la Comunidad pretende incrementar el número de autobuses diarios en los grandes municipios, las personas que viven en los pueblos más alejados no tienen acceso a las comunicaciones necesarias y además tienen que continuar pasando por los pueblos en los que se aumenta el servicio alargando su trayecto a más de dos horas.