Eduardo Burgos García es candidato del PSOE a la alcaldía de Torrelaguna. Se trata del municipio más poblado de la Sierra Norte de Madrid con más de 4.700 habitantes. Es un aspecto que el candidato a alcalde tiene en cuenta y valora su relevancia. En el municipio, se presentan seis formaciones políticas en total: Actúa la izquierda hoy los verdes, PP, PSOE, Ciudadanos, Izquierda Unida y VOX.

El próximo 26 de mayo tendrán lugar las elecciones municipales. De cara a las mismas, Burgos García resalta la importancia del un transporte digno hasta Madrid capital y la gestión pública en instalaciones como la escuela pública y el polideportivo. Así pues, debido a esta cita electoral, este diario ha hablado con el candidato socialista acerca de Torrelaguna y sobre qué aporta su partido al municipio.

¿De dónde surge su inquietud por ser alcalde de Torrelaguna?

La inquietud de ser alcalde de Torrelaguna no es una idea que surge de la noche a la mañana. Es una vinculación a los trabajos en común por el pueblo, una vinculación a las asociaciones del municipio y a la vinculación a un grupo político de cerca de 16 años. Vas aprendiendo y conociendo en el camino, con la vinculación a un partido político como el Socialista Obrero Español vas adquiriendo conocimiento y te ves con la capacidad de creer saber gestionar un ayuntamiento.

Ahora mismo está en el ayuntamiento de Torrelaguna. ¿Cuáles son las medidas principales que se han tomado durante esta legislatura?¿Cuáles se han quedado por el camino y prevén retomar si ganan las elecciones?

Todos los años tenemos la costumbre de realizar un balance del programa electoral. Nuestros programas electorales se caracterizan porque no son unos programas electorales donde vendamos a la gente. Son reales. Entonces el grado de cumplimiento de nuestro programa viene siendo de un 80 y 85 por ciento durante estas tres última legislatura.

¿Qué políticas hemos venido desarrollando? Hemos gestionado y renovado todas las ordenanzas municipales, con una bastante importante que es la ordenanza de convivencia ciudadana. Es uno de los principales del pueblo porque tiene una visión de futuro para el pueblo, una visión de convivencia y de normalidad entre los vecinos que normalmente es lo que falta. También hemos trabajado mucho en la eficiencia energética durante las últimas legislaturas, consiguiendo unas reducciones de consumo eléctrico en torno a un 40/45 por ciento del municipio. Hemos instaurado un plan de limpieza en el pueblo que hasta ahora no lo tenía y que está dando sus frutos dentro del municipio.

En Torrelaguna se llevan muchas actividades a cabo tanto en cultura como en deporte. ¿Con el programa actual seguirán apostando por el mismo tipo de actividades?

Sí, claro. Nosotros nos juntamos valoramos y decidimos si pueden ser interesantes [las actividades y eventos] para el pueblo o no. No queremos que se instauren eventos deportivos y culturales en el pueblo que no le den un significado al municipio. En eso somos un poco exigentes. Queremos que se hagan cosas, pero que dejen una huella positiva en el municipio. En eso vamos a seguir trabajando.

Uno de los problemas que tienen los pueblos de la Sierra es que muchos jóvenes cuando empiezan a estudiar se acaban yendo del pueblo. ¿Cómo creen que se puede promover que la gente se quede en el pueblo, vayan familias y siga creciendo?

Hay un problema muy importante en nuestra sierra que quizá Torrelaguna le influye de menor manera que a otros municipios que están más hacia el norte. Ese problema está directamente interrelacionado con nuestra sanidad, con nuestra educación y con nuestro día a día. Nos han vendido la moto muchos que la educación es libre, que podemos elegir el colegio al que quieran ir nuestros hijos. De que podemos llevar a nuestros hijos a cualquier centro médico.

Pero cuando lo queremos llevar a la realidad, en estos dos aspectos sobre todo, nos encontramos con que para poder ir al pediatra más cercano, que sea por la tarde en Torrelaguna, están un poco saturadas en esas consultas y nos tenemos que desplazar al pueblo más cercano. El pueblo más cercano que tiene consulta de tarde de pediatría está a 15 kilómetros de Torrelaguna. Es El Molar. Está relativamente cerca, pero si nos paramos a pensar en una familia que no tenga vehículo propio y tenga que trasladarse en transporte público tardaría en recorrer esos 15 kilómetros, aproximadamente, una hora y tres cuartos. Nos damos cuenta que el problema que de verdad tenemos en la sierra y por lo que nos vacía y se nos va es la desconexión con la capital de España, Madrid. Esa conexión es por un transporte público digno que no es el que tenemos. Entonces es muy difícil fijar población sin no hay una contraprestación y esa contraprestación que une todo, al final, es el transporte público.

¿Tiene que ver si se produce que el ayuntamiento sea del mismo partido que haya en la comunidad?

Por desgracia en el transporte no es así. La Sierra es la gran abandonada de la Comunidad de Madrid. Llevamos 24 años abandonados de la mano de Dios. Hemos visto cómo se han ampliado metros, cómo se han ampliado cercanías con dinero de empresas públicas como el canal de Isabel II. Y en la Sierra Norte de Madrid la mal llamada sierra pobre hemos visto como no ha mejorado nunca nada. Hemos visto cómo se han acercado cercanías a pueblos que por habitantes se conocen que es rentable, pero nunca encuentran nada para la sierra.

Desde Torrelaguna ni siquiera contemplamos la posibilidad de que la Comunidad de Madrid que con este gobierno actual dijeran ‘vamos a llevar un cercanía’, porque ni tan siquiera es nuestro propósito. Pero sí unas líneas de autobuses que lo hagan más fácil. Por ejemplo, en Torrelaguna es muy sencillo. Hay población suficiente como para compartir entre otros dos municipios más autobuses por la nacional 1 con una entrada a la capital en condiciones. Solo con eso probablemente reduciríamos en torno a un 30 y 45 minutos cada trayecto a Madrid capital. Si nos paramos a ver prácticamente todos los ejes de la capital de España tienen una línea de cercanías pegada a ella. La única que no tiene ninguno de esos accesos y ninguna de esas mejoras es la nacional 1. Y esto es porque evidentemente no hay un nido de votos suficientemente atractivo para los señores que están gobernando la Comunidad de Madrid en nuestra sierra. Así llevamos unos 25 años.

En cuanto a la campaña, ¿qué es lo proponen?

En los pueblos por suerte todos nos conocemos. Todos conocemos las necesidades de nuestro municipio. Todas las candidaturas que se presentan a una campaña electoral se presentan con las mejores intenciones y con la decisión de mejorar en algo nuestro municipio. Nosotros estamos en la calle. Tenemos miembros de nuestra agrupación en diferentes asociaciones donde se palpa las necesidades de la gente. Y en eso trabajamos. Es un trabajo que se hace durante todo el año. No hay que intensificar esos trabajos ahora en periodo electoral como pasa en ocasiones.

Torrelaguna

¿Tienen alguna medida estrella este año?

Nuestra gran medida estrella lleva siendo desde 2008 el poder realizar las inversiones que nos prometía la Comunidad de Madrid y que a día de hoy todavía están sin ejecutarse en el pueblo. Tenemos pendiente por parte de la Comunidad de Madrid alrededor de 600.000 euros del plan Prisma del 2008. Esto hace 11 años ya que no se ha ejecutado y que supone una gran revolución en inversión en el municipio. Han sido ya tres legislaturas en el que es nuestro gran proyecto y apostamos por ello. En esta legislatura parece ser que sí va a poder ser efectiva y vamos a poder desarrollar las obras, pero hasta el momento no lo tenemos nada claro.

A parte de esto, nuestros grandes proyectos para Torrelaguna son el trabajo y la mejora de los servicios que estamos prestando. Nuestro gran esfuerzo y nuestro gran proyecto es seguir trabajando con las mismas ganas y la misma intensidad para el pueblo, y mejorar lo que tenemos.

Se presentan seis candidaturas en Torrelaguna. ¿Como ven que pueden salir los resultados?¿Creen que tendrán problemas, si ganan, para pactar con otros partidos?

Esas cosas hasta que no se vean los resultados electorales es un poco hablar demasiado a la ligera. Nosotros tenemos un programa real que la gente va a saber valorar y entendemos que los resultados que vamos a conseguir van a ser suficientemente buenos como para que el pueblo quiera que sigamos gobernando. Pero es el pueblo el que decide. Nosotros lo que sí tenemos claro que lo que está tan de moda, cordones sanitarios a los partidos políticos, no somos los que los ponemos. El Partido Socialista lo tiene muy claro y así nos lo dicen nuestras grandes figuras. Nosotros hablamos con todo el mundo. El que no quiera sentarse con nosotros es porque él no quiere. Es palpable lo que está pidiendo el pueblo a la política, que nos sentemos a hablar y que lleguemos a acuerdos. Sino no abría el abanico político que hay a nivel nacional y el abanico político que hay a nivel municipal. Entendemos y creemos que podemos tener buen resultado. Somos el partido del diálogo.

¿Qué más puede contarnos sobre su campaña?

Torrelaguna tiene la suerte de tener un número de centros educativos públicos importantes. Torrelaguna en otros aspectos también apuesta y, cuando apuesta, apuesta por la gestión pública. Nuestra escuela [infantil] lleva más de 25 años funcionando con una gestión pública. Nuestro polideportivo sigue funcionando con una gestión pública. Estas dos instalaciones son muy difíciles de mantener porque son instalaciones que tienen unos gastos importantes, pero somos conocedores de nuestro compromiso con la educación y con el deporte público.

Ni el colegio ni el instituto ni el CEPA son edificios municipales, donde no tenemos ningún tipo de responsabilidad educativa, pero la escuela infantil sí. Llevamos unos 27 y 28 años dando una gestión pública y de calidad. Y el polideportivo lleva construido 24 años. Fuimos los primeros que apostamos con instalaciones con una piscina climatizada en un municipio de menos de 5.000 habitantes cuando no la había en toda la Comunidad de Madrid. Somos en ese aspecto pioneros. Sabemos los problemas que tiene de mantenimiento y de poder afrontar sus gastos, pero también sabemos los beneficios que repercuten en el municipio y con ello contamos.