CEIP Montelindo de Bustarviejo

El claustro de profesores del CEIP Montelindo de Bustarviejo, escolares y miembros del AMPA se concentró ayer a las 9 de la mañana ante el ayuntamiento de la localidad para denunciar la precaria situación en la que se encuentra el centro. Su intención es parar todos los días de 9 a 10 de la mañana hasta que la Consejería dé solución a los graves problemas que sufre este centro rural, según informan desde CCOO.

Según informa CCOO: “plantilla recortada, aulas masificadas que superan la ratio con creces, escasa presencia de las profesionales que atienden las necesidades especiales del alumnado y graves deficiencias en las infraestructuras, entre otros problemas, han provocado una situación insostenible que impide la atención de calidad al alumnado”.

Isabel Galvín, secretaria general de CCOO, denuncia el desinterés del gobierno regional por la escuela rural, y advierte de la posibilidad de que estos paros puedan extenderse a otras escuelas rurales.

ATENCIÓN PARA LA ESCUELA RURAL

Los centros rurales como el CEIP Montelindo, que da cobertura a una amplia zona de la Sierra Norte, poseen unas características recogidas en el artículo 82 de la LOMCE, que señala que “las administraciones educativas tendrán en cuenta el carácter particular de la escuela rural a fin de proporcionar los medios y sistemas organizativos necesarios para atender sus necesidades específicas y garantizar la igualdad de oportunidades”. Galvín señala que “la Consejería no está teniendo en cuenta las características de centros rurales como el CEIP Montelindo y está abandonando a su suerte a profesorado y alumnado de estas zonas”.

CCOO hace suyas las reivindicaciones del profesorado del CEIP Montelindo y exige que se respeten las ratios legales y se desdoblen las unidades que las superen, que aumente la plantilla y el profesorado de apoyo, tal y como establece el Acuerdo sectorial.

Asimismo, exige que se dote a los centros de equipos de orientación, equipos administrativos, recursos técnicos y económicos necesarios para atender las necesidades del alumnado, incluido el de necesidades especiales, así como la creación y el fortalecimiento de las redes comarcales que ofrezcan una enseñanza que se adapte a las características de la población de las zonas rurales.