Somosierra es la localidad más al norte de la Comunidad de Madrid, tiene una gran relevancia histórica que permite disfrutar de una agradable y sencilla ruta que conduce hasta la Chorrera de los Litueros.

La Chorrera de los Litueros es una de las cascadas con más caudal y altura de la Comunidad de Madrid, situada entre impresionantes rocas de gran belleza y fuerza naturaleza. Es conocida históricamente por haber sido escenario de una de las batallas más épicas durante la invasión napoleónica.

La ruta de Somosierra tiene una longitud de casi dos kilómetros de ida y vuelta, un recorrido que comienza en la Ermita de Nuestra Señora de la Soledad que está rodeado de cambroños en floración, una característica flor de color amarillo que adorna gran parte del paisaje de la Sierra de Guadarrama. La Cascada de los Litueros se forma la caída de las aguas procedentes de corrientes de las cimas, que generan el llamado riachuelo del Caño, que desciende creando esta espectacular cascada. Después de su descenso, el arroyo se une al de las Pedrizas y se convierte en el nacimiento del río segoviano Duratón.

En el camino también se puede disfrutar de la Dehesa Bonita, un bosque centenario de hayas y abedules que hace honor a su nombre, por ser uno de los más bellos debido a su variedad paisajística. Es considerado uno de los bosques más hermosos de la región madrileña, con rincones naturales propios de Asturias o Galicia.

El acceso a la Cascada de los Litueros es sencillo, corto y apto para todos los públicos, aunque se recomiendo para niños a partir de los siete años de edad. Con este camino se llega a la parte de la casada grande, considerada de las más altas de la Comunidad de Madrid, una ruta que se inicia y se termina en Somosierra.