viviendas de protección oficial
Fotografía: Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid construirá 45 viviendas de protección oficial en la Sierra Norte de Madrid. Tendrán 60 metros cuadrados y contarán con 2 habitaciones, plaza de garaje y trastero y una inversión de 1,5 millones de euros. Forman parte del programa de la Consejería de Vivienda y Administración Local, que a través de la Agencia de Vivienda Social (AVS), tiene el objetivo de seguir incrementando el parque público de viviendas en régimen de alquiler.

La inversión que realizará la Comunidad de Madrid para este proyecto será de 5,8 millones de euros. El consejero de Vivienda y Administración Local, David Pérez, ha visitado este viernes el inicio de las obras de construcción de 15 nuevas viviendas situadas en la calle José Echegaray, en el municipio de Patones. Se espera que las tareas finalicen a lo largo del mes de marzo de 2021.

Lucha contra la despoblación

El consejero ha hecho hincapié en potenciar la lucha contra la despoblación:

También ha subrayado que “estas 45 viviendas en la Sierra Norte forman parte del compromiso del Gobierno regional en la construcción de nuevas viviendas con alquileres a precios asequibles y contribuir a armonizar la oferta con la demanda de vivienda en esta zona de la región, moderando los precios para que puedan ser asequibles para aquellas personas que cuentan con menos recursos”.

“Además -ha continuado Pérez- esta promoción forma parte del compromiso adquirido por el Gobierno regional, contemplado en las 100 medidas contenidas en la Estrategia para la Revitalización de los Municipios rurales de la Comunidad de Madrid, como polo de atracción de nuevos vecinos”.

Construcción de las viviendas en el municipio de Patones. Fotografía: Comunidad de Madrid

Las viviendas dispondrán de dos dormitorios, salón, cocina, tendedero, baño, garaje y trastero, y una superficie aproximada de 60 metros cuadrados. Una de ellas estará adaptada para personas con movilidad reducida, con su correspondiente plaza de aparcamiento y trastero. Todas ellas contarán con la calificación energética A y B, en aras de alcanzar un menor consumo energético, mayor eficiencia y sostenibilidad.

45 viviendas en la Sierra Norte

De las 45 viviendas que se construyen en la Sierra Norte, la Comunidad de Madrid ya ha iniciado la construcción de 27 de ellas. Se trata de las situadas en los municipios de Patones (15), Madarcos (2), La Hiruela (2), Puentes Viejas (4), y Robregordo (4). Las restantes 18 se distribuyen entre los municipios de Berzosa del Lozoya (10), Horcajo-Aoslos (4) y Puebla de la Sierra (4). Su construcción comenzará en las próximas semanas.

La Estrategia para la Revitalización de los Municipios rurales contempla el reequilibrio territorial y un impulso de los servicios y equipamientos. Estas 45 viviendas son un buen ejemplo de las medidas adoptadas por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, que van acompañadas además con la instalación de la red de wifi y fibra óptica en los 77 municipios de la región cuya población es inferior a los 2.500 habitantes. [J1] Antes de que concluya el año todos ellos contarán con fibra óptica.

David Pérez en la calle José Echegaray de Patones. Fotografía: Comunidad de Madrid

Madarcos

En el caso de Madarcos, el municipio con menor población de la Comunidad de Madrid, se van a construir dos viviendas, de uno y dos dormitorios y superficies de 40 y 50 metros cuadrados. Esta localidad contará con 4 viviendas, una de ellas con tres dormitorios y una superficie útil media de 71 metros cuadrados, y 3 de dos dormitorios y superficies útiles de entre 61 y 77 metros.

Las 4 viviendas de Puentes Viejas (Cinco Villas) dispondrán de dos dormitorios con una superficie útil media de unos 50 metros cuadrados y trasteros, mientras que en Horcajo de la Sierra-Aoslos serán 4 de dos dormitorios con unas superficies útiles de 50 metros cuadrados y trasteros. Puebla de la Sierra contará con 4 viviendas de dos dormitorios y de 72 metros cuadrados.

3 de las 10 viviendas de Berzosa de Lozoya dispondrán de dos dormitorios y 56 metros cuadrados y trastero, y otras siete con tres dormitorios y 90 metros cuadrados. Por último, en la Hiruela se construirán dos viviendas, de tres y dos dormitorios, de 65 y 80 metros cuadrados respectivamente.