La Comunidad de Madrid va a destinar en 2019 un total de 1.490.000 euros para acondicionar las vías pecuarias regionales, con el objetivo de garantizar el respeto a los usos prioritarios, compatibles y complementarios de la Red de Vías Pecuarias madrileña, que ocupa el 1,6 por ciento de la superficie de nuestra región.

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Carlos Izquierdo, visitó la semana pasada el camino apoyado en la vía pecuaria Colada del Boquerón de Dehesa Parda, situada en el municipio de Venturada y en la que se han invertido 48.396 euros para lograr el acondicionamiento de sus aproximadamente 1.400 metros de longitud.

Según Izquierdo “en la presente legislatura se ha incrementado el presupuesto destinado a vías pecuarias en un 263 por ciento con respecto al año 2015, en respuesta a nuestro compromiso por la conservación de estas importantes vías y la inversión para su correcto mantenimiento”.

TRABAJOS EN VENTURADA

Los trabajos realizados en la Colada del Boquerón de Dehesa Parda se han iniciado en la carretera que, desde la A-1, da acceso a la urbanización Cotos de Monterrey, para finalizar en el acceso a las fincas de tierra arable en el paraje denominado Prados de la Casa.

Entre las acciones realizadas, se encuentran la explanación de base del camino, la formación, refino y compactación, la subida de rasante en varios tramos del camino, la ejecución de cunetas, la instalación de pasos de agua y el suministro, extendido y compactado del suelo de zahorra.

Izquierdo señalaba la importancia de estas obras, porque “no solo van a servir para usos ganaderos y tránsito de maquinaria agrícola, sino también para dotar a la cercana urbanización de una vía de escape para evacuar en caso de producirse una emergencia”.

PLAN DE USO Y GESTIÓN DE LAS VÍAS PECUARIAS MADRILEÑAS

Por la Comunidad transcurren cuatro de las cañadas reales que atraviesan España: Galiana, Segoviana, Leonesa Oriental y Soriana Oriental.

En conjunto comprenden 1.767 vías clasificadas, que suman una longitud de 4.104 kilómetros y una superficie de 13.267 hectáreas, distribuyéndose reticularmente por toda su geografía, desde tramos densamente urbanizados de la corona metropolitana hasta las altas cumbres de la Sierra.

El Plan de Uso y Gestión de esta Red establece tres categorías para clasificarlas: la Red Básica (tramos de conservación prioritaria) comprende el 49 por ciento de la longitud (más de 2.000 km); la Red Complementaria el 42 por ciento (casi 1.800 km); y la Red Residual (tramos que han perdido su función) unos 370 km de carreteras y calles de cascos urbanos consolidados.

Actualmente hay 12.000 profesionales censados en trabajos ganaderos y 4.932 explotaciones ganaderas en nuestra región, cuya cabaña alcanza aproximadamente los dos millones de animales entre bovino, caprino, ovino, equino, porcino, aviar y colmenar.